LA FE ANTE LA ADVERSIDAD

LA FE ANTE LA ADVERSIDAD – Sermón para crecimiento espiritual

1 Pedro 1:6-9

INTRODUCCIÓN

Contexto:

La carta es dirigida a creyentes que sufrían una persecución que se incrementaba más y más (1:6; 2:12, 19-21; 3:9, 13-18; 4:1, 12-16, 19). El propósito de esta carta era enseñarles como vivir victoriosamente en medio de esa hostilidad. En 1:5, Pedro enseña que los creyentes son guardados por el poder de Dios mediante la fe en Jesucristo. Sin embargo, esto no significaba que serían guardados de las diferentes adversidades de la vida (1:6). Más aún, les invita a afrontar las pruebas con gozo, pues ninguna de ellas podrá jamás cambiar el hecho de que fueron salvos en Cristo.

Pedro señala en 1:6-9 algunos aspectos importantes de la fe:

1- LA PRUEBA DE LA FE

“para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego,”

Jesús enseñó que los falsos creyentes no soportarán la hora de la prueba, porque a diferencia del verdadero creyente, los mismos no son guardados por el poder de Dios (1:5).

“El fuego prueba la pureza del oro y de la plata, pero el SEÑOR prueba el corazón.” Proverbios 17:3‬. Los profesionales del oro muchas veces reconocen el oro simplemente por la experiencia de trabajar con él, solo al verlo y tocarlo, pero cuentan con las siguientes herramientas en caso de duda:‬‬

  • Test de ácidos del oro
  • Test con rayos X del oro
  • Copelación del oro

La forma más segura para probar el oro es la prueba conocida como la copelación del oro. En esta, la pieza se funde en un horno. No es la prueba más práctica porque se tiene que destruir la pieza, a fin de ver su pureza. De la misma forma, lo mejor o lo peor de nosotros aflorará durante la adversidad. Al igual que el oro se prueba que es genuino por el fuego, así también la fe, sometida a prueba por aflicciones, demuestra ser genuina. 1Pedro 4:12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que en medio de vosotros ha venido para probaros, como si alguna cosa extraña os estuviera aconteciendo; (…) Por consiguiente, es en la hora de la prueba donde podemos ver el poder de Dios, no librándonos de la misma (cosa que podría hacer), sino mientras estamos en ella. En la Biblia encontramos diferentes ejemplos de ello; José en la cárcel, los amigos de Daniel en el horno de fuego y el mismo Daniel en el foso de los leones, entre muchos otros.

2- LA PERFECCIÓN DE LA FE

sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;

La fe verdadera no busca cambiar las circunstancias con declaraciones y confesiones de fe superficiales sobre eventos que están fuera de nuestro alcance. La fe verdadera se aferra a la verdad de que nuestras vidas están escondidas en Dios, colocando todas expectativas y animo en el Señor Jesus “a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis,”.

Las circunstancias que Dios permita que atravesemos han de tener siempre un bendito propósito para sus hijos, según Romanos 8:28 y Filipenses 1:20. Además, las adversidades nos ayudan a crecer en nuestra relación con Jesús, puesto que nos conducen a aprender a depender totalmente de él Isaías 48.10 He aquí, te he purificado, pero no como a plata; te he probado en el crisol de la aflicción.

3- EL PROPÓSITO DE LA FE

obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

Quien fuera mi mentor, el pastor Carlos Cortés, me enseñó que no debía quejarme por la prueba o la adversidad porque también en esto, Dios me ofrecía otra oportunidad para glorificarle.

Para mi pastor, las mismas eran una oportunidad excelente de evidenciar en quién confiamos y de quién dependemos, propiciando que podamos testificar públicamente a los que nos rodean de nuestra fe.

CONCLUSIÓN

Difícilmente encontramos a alguna persona que disfrute pasar por la adversidad. No obstante, 1 Pedro 1:6-9 enseña que la prueba purifica al creyente; mientras aleja a la cizaña. Que ella nos ayuda a crecer, por cuanto contribuye a hacernos conscientes de que es necesaria nuestra dependencia total de Dios y porque también nos da la oportunidad de testificar de nuestra fe en Cristo, quien nos sustenta, sostiene y en quien estamos seguros.

 

Por: Paul Wilbor MB
Pastor Ekklesia Casa Bautista

Recent Posts
Comments
  • Watchers
    Responder

    Ante nosotros est n, en el sucederse de las diversas pocas de los primeros veinte siglos de la historia cristiana, los testimonios de este Magisterio extraordinario de la Iglesia, recogidos en numerosos e imponentes vol menes, patrimonio sagrado en los archivos eclesi sticos aqu en Roma, pero tambi n en las m s c lebres bibliotecas del mundo entero.

Leave a Comment